News

Lo que han dicho durante La Vendée Globe en Directo

François Gabart et Armel Le Cléac'h
© / Vendée Globe

 

Javier Sansó (ESP, ACCIONA 100% EcoPowered):

Llego con el viento, de unos 25-30 nudos, por lo que puedo navegar de forma segura. Este viento me durará 5 o 6 horas más, pero después seguramente será más difícil. Tendré menos viento y quizá tendré que ir hacia el Norte. Los dos o cuatro próximos días serán difíciles. El ordenador se está volviendo loco, porque hay muchas posibilidades diferentes. No hay viento por el Sur, y quizá tenga que ir hacia el Norte, ceca de Tasmania. Pero en Australia está surgiendo otro anticiclón, por lo que quizá tampoco haya viento. Para Navidad tendré turrón, y jamón de jabugo, y regalos de la familia.

Armel Le Cléac’h (FRA, Banque Populaire):

Navego con viento del noroeste y las condiciones están empeorando un poco. Navego rápido hacia Nueva Zelanda, con un viento de 35 nudos, más fuerte en las rachas, y esto debería durar 36 horas más y llevarnos hasta la puerta de Nueva Zelanda. Me he pegado contra olas unas cuantas veces, pero eso es lógico cuando ves lo grandes que pueden ser las olas en el océano Austral. Cuando sucede, te tienes que agarrar fuerte. A veces tienes que saber anticiparte.
Estamos a mitad de recorrido y me alegro. Estoy navegando bastante bien y de forma eficiente desde la salida, ha habido batallas duras con algunos de mis compañeros y recuerdo una luna y unas estrellas bonitas en la zona de Santa Helena. Satisface estar delante de los récords anteriores.
Desde el punto de vista físico, estoy bien. No siempre puedes dormir bien, he dormido poco en las últimas 36 horas porque he tenido muchos cambios de vela, por lo que estoy un poco cansado. Pero básicamente estoy bien, también desde el punto de vista mental. Me he caído y pegado contra paredes o mamparos un par de veces y tengo algunos morados, pero nada serio.

François Gabart (FRA, MACIF)

La cosa no va mal. Hay ruido y estamos entre 15 y 25 nudos. Estoy contento ya que Armel habría podido salvarse un poco después de la puerta pero finalmente he conseguido recuperar viento. Intentaré concentrarme en la marcha del barco y no romper nada porque el viento es fuerte.

[Sobre el cansancio] Debemos escuchar a uno mismo. Sea cual sea la situación, no podemos dejar de ser nosotros mismos. A veces cunde el nerviosismo por poca cosa. En estos casos es mejor hacer una buena siesta. En ciertos momentos debemos esperar dos segundos y respirar hondo.

Es un gusto haber ya hecho la mitad del trayecto y estar en el camino de vuelta. Intentaré hacerlo igual de bien o mejor en la segunda mitad. Estoy súper contento de estar en el agua y vivir lo que estoy viviendo. No es fácil pero intento aprovecharlo ya que son momentos excepcionales.

Jean Le Cam (FRA, SynerCiel)

He tenido vientos bastante fuertes de 40-45 nudos con una mar de fondo y en un momento dado el barco se plantó en una ola. Yo estaba en la mesa de cartas y me la pegué. Fue bastante violento. Me hice daño en la mano, la rodilla y la espalda, pero ya estoy mejor. Nada roto.

No paro de trasluchar. Estoy justo detrás de la dorsal pero no desaparece rápidamente. Ya llevo dos trasluchadas y voy a por la tercera.

Alain Gautier (navegante)

A una velocidad elevada, se avanza muy rápido. Pienso que la vida a bordo es estresante. Hay choques y ruido. Cuando se va a 17-20 nudos no es fácil manejar el día a día. Es más fácil cuando se está delante, pero las velocidades elevadas causan contratiempos y un estrés más importantes.

La lección que los participantes han aprendido de Michel Desjoyeaux es que en el sur se debe navegar al 100% de forma regular. Para ganar una Vendée hoy se debe navegar sin duda al 100%. Esto no deja mucho margen de error, pero los barcos están preparados para ello. Los patrones estiman que los barcos deben aguantar. 

Snap code

Follow us on Snapchat
vendeeglobe2016